Ultramundo

Foro especializado en cine, cómics y literatura. Con las ultimas novedades en estrenos y todo tipo de lanzamientos. Aunque somos de carácter nacional hacemos especial hincapié en todas los novedades
 
PortalÍndiceGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 RESEÑA DE LA COMEDIA CLÁSICA NORTEAMERICANA POR CARLOS IGLESIAS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ekimus



Masculino
Cantidad de envíos : 59
Edad : 35
Localización : madrid
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: RESEÑA DE LA COMEDIA CLÁSICA NORTEAMERICANA POR CARLOS IGLESIAS   Dom Ene 31, 2010 10:22 pm


Guillermo Balmori, Ediciones JC, 2002-.

En el prólogo a otro libro de Guillermo Balmori, dedicado al melodrama hollywoodiense, el crítico Eduardo Torres-Dulce afirmaba lo siguiente:

“Un libro de cine debe provocar ir al cine, o al menos, evocarlo; debe también descubrirnos algo, pues un libro es un frontón, y todos esos objetivos los cumple con creces este libro […]”.

Estas mismas palabras son aplicables punto por punto al libro que hoy nos ocupa, una excelente y completa monografía sobre el período clásico de la comedia norteamericana. Dos son los rasgos que, a mi modo de ver, sitúan a este libro por encima de otros que abordan una materia similar, y a la vez, lo convierten en uno de los mejores estudios sobre cine que hemos podido leer últimamente.

Por un lado, su lectura nos incita a descubrir una serie de obras que desconocemos. Por otro, arroja una luz nueva sobre un puñado de títulos imperecederos, enriqueciendo de forma notable lo que ya sabíamos acerca de ellos. En ambos casos, la clave se encuentra en el estilo literario utilizado por Balmori, que se ajusta como un guante al contenido de las películas analizadas, y combina con igual acierto rigor y entusiasmo, erudición y amenidad, elegancia e ironía. A lo largo de 303 páginas, ilustradas con los carteles originales y con fotogramas, en blanco y negro y en color, de los sesenta y cinco filmes seleccionados, La comedia clásica norteamericana no sólo se ocupa, pues, de títulos tan míticos como Sopa de ganso –Leo McCarey, 1933-, Una noche en la opera –Sam Wood, 1935-, Tiempos modernos –Charles Chaplin, 1936-, La fiera de mi niña –Howard Hawks, 1938-, Ser o no ser – Ernst Lubitsch, 1942-, Cantando bajo la lluvia –Stanley Donen, 1952-, Con faldas y a lo loco – Billy Wilder, 1959- o Desayuno con diamantes – Blake Edwards, 1961-. Antes al contrario, el apasionante recorrido que el libro nos propone también abarca algunas películas que en su momento pasaron desapercibidas o fueron masacradas por la crítica, como es el caso, entre otras, de Vivir para gozar – George Cukor, 1938-, La octava mujer de Barba Azul –Ernst Lubitsch, 1938-, o La condesa de Hong-Kong – Charles Chaplin, 1967-. Asimismo, resulta muy útil y valiosa la reivindicación que Balmori hace de directores ( el libro insiste en señalar a Mitchell Leisen como un auténtico maestro del género, pero también se refiere a la labor de autores como Leigh Jason, Alexander Hall, William Keighley, George Stevens, Irving Reis, Richard Quine, Michael Gordon, o Gene Saks ) y actores hoy semiolvidados –Bob Hope, Danny Kaye- , a través del análisis de títulos tales como Una chica afortunada –Mitchell Leisen, 1937-, Medianoche –ídem, 1939-, Ruta de Marruecos –David Butler, 1942-, La vida secreta de Walter Mitty –Norman Z. McLeod, 1947, o Morena y peligrosa –Elliot Nugent, 1947-.

El libro comienza en 1933, con Sopa de ganso, paradigma de la comedia más surrealista y disparatada, y concluye en 1967, con Descalzos por el parque, última comedia realizada según las reglas clásicas del género. Para Balmori, dichas reglas podrían resumirse en tres puntos, a saber: escenarios sofisticados y elegantes, diálogos ingeniosos y agudos, y guiones basados siempre en la inteligencia y el buen gusto.

Por otra parte, en el prólogo se nos explica cómo evolucionó la comedia a lo largo de los años, y cómo fue dejándose “contaminar” poco a poco por otros géneros distintos: la sofisticación de las screwball comedies de los años treinta dio paso a una mayor austeridad formal en la década de los cuarenta, provocada por el estallido de la Segunda Guerra Mundial; los años cincuenta, por su parte, traerían consigo un tipo de comedia más inocente, orientada a la exaltación de los valores familiares – El padre de la novia- Vincente Minelli,1950-, y con un trasfondo romántico-Confidencias a medianoche- Michael Gordon,1959-. Finalmente, factores como la llegada de la televisión a los hogares estadounidenses o la desaparición de la censura provocan que en la década de los sesenta tenga lugar un mestizaje génerico cuyos frutos inmediatos fueron obras maestras del calibre de Desayuno con diamantes –Blake Edwards, 1961- (‘comedia agridulce’), La pantera rosa –ídem, 1964- (la ausencia de esta película, unida a la leve animadversión que el autor muestra hacia Blake Edwards, constituye, a mi entender, uno de los escasos defectos del libro), o Charada – Stanley Donen, 1963- (‘comedia de suspense’). La ficha de cada película seleccionada incluye una contextualización histórica, datos sobre el proceso de la producción, anécdotas del rodaje y referencias biográfico-artísticas de director e intérpretes, así como una valoración crítica y un comentario personal del autor. Desde la perspectiva de un amante del fantaterror, puede resultar muy interesante comprobar que iconos del género como Bela Lugosi, Boris Karloff, Peter Lorre o Lon Chaney Jr también cosecharon éxitos en el terreno de la comedia: así, los dos primeros dejaron su huella, respectivamente, en la inolvidable Ninotchka –Ernst Lubitsch, 1939-, y en La vida secreta de Walter Mitty –Norman Z.McLeod. 1947- , mientras que el tercero aportó su mirada anfibia e inquietante a títulos como Arsénico por compasión – Frank Capra, 1944-, y Morena y peligrosa –Elliot Nugent, 1947-, en la cual se encontraría, a su vez, con ‘el hombre-lobo de la Universal’, esto es, Lon Chaney Jr.

En el prólogo a La comedia clásica norteamericana, Guillermo Balmori sostiene que no es un libro que deba ser leído de un tirón, sino más bien un texto de consulta. No podemos estar más en desacuerdo con el autor madrileño, pues su libro no sólo se lee de un tirón, sino que se devora, resultando tan agradable y disfrutable como la mejor comedia. Y más adelante, al referirse a Una chica angelical –William Wyler, 1935- , afirma que ésta es una de esas películas que consiguen hacerle creer al espectador que la vida es estupenda. Nosotros creemos sinceramente que la lectura de La comedia clásica norteamericana también contribuye a ello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
RESEÑA DE LA COMEDIA CLÁSICA NORTEAMERICANA POR CARLOS IGLESIAS
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Reseña: Ben 10
» Radio Clásica.
» Documental sobre música mecánica
» Dkc returns reseña
» Pre­mios Grammy "de la Música Clásica"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Ultramundo :: Ultramundo foro :: Noticias-
Cambiar a: